Banderines infantiles: Dónde colocarlos y por qué.

Los banderines son una manera económica de decorar las paredes de las habitaciones infantiles aportando mucha personalidad al espacio.  Al igual que el resto de los textiles, puedes dar un giro de 180º a la decoración por muy poco dinero. Es muy fácil cambiar el look de un dormitorio añadiendo unos pequeños cambios como un banderín y unos cojines nuevos.

Si tienes una habitación donde el blanco es el color predominante (principalmente mobiliario, paredes y techos), un banderín de colores será el punto alegre que todos los espacios para niños deberían tener. Lo puedes colocar junto a la ventana, o colgando del techo de un extremo a otro. Si el banderín no tiene longitud suficiente, deberás colocar más de uno para salvar la distancia que necesites.

 

 

Si cuelgas los banderines en el techo, conseguirás integrar todo el espacio debajo de ellos. Es como si formara parte de la decoración de toda la habitación porque es tridimensional. Es como un paraguas que protege de la lluvia todo aquello que se encuentra debajo, o como una luz de techo que ilumina toda la habitación. Conseguirías el mismo efecto que pintar el techo de un color, por ejemplo.

 

 

En cambio, si los colocas debajo de una estantería o en la pared de una cuna, habrás conseguido decorar ese rincón. Este efecto de colocar los banderines en un solo plano bidimensional, puede ayudarte a equilibrar vacíos o paredes desnudas que te piden a gritos “¡ponme aquí!”:

 

 

Si en cambio cuelgas los banderines en el techo, el efecto es muy diferente porque se integran más en el espacio formando un ambiente conjunto. En la imagen de la izquierda, la guirnalda de tela integra la cuna, la trona y la cocinita. Todo es un espacio de juego. En la imagen de la derecha, es como si hubiésemos construido un dosel sobre la cuna. ¿Verdad que la sensación es muy distinta que colocándolos en una pared?

Si quieres diferenciar un área de juegos, o un área de descanso, o un área de lectura, los banderines son el complemento de decoración ideal para integrar todo en uno. Si es éste tu caso, cuélgalos del techo. Acertarás seguro.

 

 

Al ser un elemento decorativo y no estar en contacto con la piel, no necesitas que sean 100% algodón. En el mercado los puedes encontrar de mil tonalidades, calidades, longitudes y precios. En Keeddo tenemos mucha variedad de estampados (lisos, topos, estrellas..), colores (rosas, azules, amarillos, rojos..) y tejidos (algodones, fieltros, poliéster..)

 

¿Quieres echar un vistazo y empezar a decorar un rincón en la habitación de tus hijos? Visita nuestra página web www.keeddo.com. ¡Te esperamos!

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>